El estado de funcionalidad de los móviles no utilizados durante algún tiempo se deteriora rápidamente debido a la inactividad. En la mayoría de los casos, el propietario nunca intentará encender su móvil anterior con la frecuencia necesaria, que ya no le es útil y, si lo intenta, a menudo no tendrá éxito porque la batería ya no funcionará. Entre 100 y 120 millones de teléfonos móviles sin usar duermen en los cajones de los españoles, lo que contribuye a un enorme desastre electrónico y ecológico. En el 88% de los casos, los móviles abandonados por sus propietarios aún funcionan y podrían tener una segunda vida al ser revendidos en Certideal antes de que su condición se deteriore.

No más excusas: obtén tu oferta de compra aquí.

¿Encontró su respuesta?